Detente! Escapulario del Sagrado Corazón

25 Jun Detente! Escapulario del Sagrado Corazón

Soy devota del Sagrado Corazón desde que tengo uso de razón, no sé cuándo ni de la mano de quién empezó (quizá mi abuela) y a Él me dirijo en mis necesidaes «Sagrado Corazón de Jesús, en Tí confío». Este año, mi hijo mayor ha viajado de voluntariado a Africa con un grupo de compañeros… así que durante bastantes meses he ido pidiéndole al Sagrado Corazón Su Protección frente a cualquier mal…y como quien no quiere la cosa, de repente se me ocurrió hacerles una medalla a cada uno. Como son chicos, grupo numeroso y quería que fuese un regalo, pensé en opciones más jovenes y económicas y de ahí surgió la idea de hacer, por primera vez en Miss Medallas, unas medallas que no fuesen en plata, sino en cuero. Y aqui están, aquí y en Africa, colgadas de sus cuellos…

Os voy a contar la historia de esta medalla que presentamos en versión plata y cuero, y lo hacemos precisamente en el mes de junio, que es el mes del Sagrado Corazón. El Detente es es un pequeño emblema que se lleva sobre el pecho, con la imagen del Sagrado Corazón, signo de nuestro amor hacia Él y de nuestra confianza en Su Protección contra las acechanzas del maligno. Le decimos “Detente”, en nombre de Jesús, al demonio y a toda maldad.

La medalla tiene su origen en el siglo XVII, de la mano de Santa Margarita María Alacoque, ella misma comunica en una carta a su superiora las indicaciones recibidas del mismo Jesús:

“Él (Jesús) desea que usted mande a hacer unas placas de cobre con la imagen de su Sagrado Corazón para que todos aquellos que quisieran ofrecerle un homenaje las pongan en sus casas, y unas pequeñas para llevarlas puestas.”

El hecho se fue divulgando y empezó a usarse la medalla como protección frente a cualquier mal o enfermedad a la que se mandaba detenerse en el Nombre de Jesús. Enfrentándose a `plagas, epidemias, guerras,el «Detente» ha ido extendiendose como barrera y escudo protector.

Existe la versión en plata, por si lo preferís, da igual, el significado y la misión de la medalla es la misma, representa nuestro amor hacia el Sagrado Corazón de Jesús y nuestra confianza puesta en Él. Y al haber varias opciones, el precio no va a ser impedimento para que nadie se quede sin medalla.

 

No Comments

Post A Comment